miércoles, 22 de agosto de 2007

NUEVO EXITO NACIONAL

Un estreno argentino con proyección internacional llega a las salas. Incorregibles, protagonizada por Guillermo Francella y Dady Brieva, es una de las típicas películas que combina acción con situaciones de comedia.
Pedro (Brieva) es un ladrón principiante, empujado al delito por un fin noble: juntar el dinero que necesita su hermana Rocío (
Gisella Van Lacke) para someterse a una operación en los Estados Unidos. Cuando intenta robar un banco y se ve rodeado por la policía, decide tomar como rehén a Pablo (Francella), el yerno del dueño de la entidad bancaria.
Con un pedido de rescate que nunca llega, la familia de Pablo muestra su intención de no pagar absolutamente nada por su liberación. Es entonces cuando el delincuente y el rehén, en una renovada versión del Síndrome de Estocolmo, se vuelven cómplices y planean su venganza en forma conjunta.
En cuanto a la tercera figura que completa la terna de protagonistas, Gisella Van Lacke, hay que destacar que saltó a la fama como modelo y luego como conductora de TV. Su carrera actoral se limitaba hasta el momento a un papel en la telenovela Collar de esmeraldas.
Antes de ir a ver la película, hay que tener en cuenta ciertas cuestiones. Es una película argentina y como tal, los efectos especiales y la espectacularidad de las escenas de acción no podrán compararse con los productos que ofrece Hollywood. Por otra parte, las trayectorias de Francella y Brieva nos dan una pista sobre el tipo de humor que encontraremos en pantalla. Algunas groserías, chistes machistas y humoradas livianas harán las delicias del público masivo, pero dejarán afuera a aquellos con pretensiones intelectuales
.